Una simple mirada

ReciboLos gremios que están enfrentados al poder político por motivos salariales, demandan en las calles esa cuestión de deuda que ya pasado un tiempo largo a esta parte, es un caso serio de indiferencia gubernamental. El método de tomar las calles, se ha repetido hasta el presente, y parece no tener solución de continuidad, el gobierno satisfecho, los resultados hasta la fecha lo demuestran. La indiferencia de la sociedad que no está en el tema, le cuesta entender, no se da el tiempo, no quiere, inmiscuirse en las urgencias ajenas, no han sido conmovidos por las marchas de maestros, cuidan su posición, grande o pequeña, no importa, son parte de la sociedad individualista, pasto para el gobierno. El método hay que pensar en cambiarlo, pero por cual? Los gremios tendrán que analizar si la técnica empleada es obsoleta, en el mejor de los casos el modo, forma parte del romanticismo de enfrentarse al poderoso, aunque sin resultados que rindan. El poder político y económico en Santiago tienen un, llamémosle, acuerdo, ergo, habrá que utilizar una protesta técnica económica que ponga en juego esa relación, la pregunta es cómo. Antes de dar una pista, hay que decir que el análisis sobre la apoyatura jurídica contra los atropellos del gobierno durante los días de paro, patotas, y descuentos incluidos, fue discreta para abajo. No se puede entender que los gremios salgan a la calles, sin una espalda legal que los sostenga.
Volviendo a la pista, habrá que revisar el recibo de sueldo (que tiene que ser entregado en tiempo y forma) donde hay elementos para cuestionar, creo. Hay mucho para observar y analizar, pero ya es tema para los propios docentes, a los que debo, respeto perpetuo.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *