Demasiado tarde para lágrimas


Docentes, fueron arrancados de la vida de manera trágica en una ruta pésima, cara . La corporación política los está matando silenciosamente, sin que gran parte de la sociedad acuse recibo de tamaño daño.

Los medios de comunicación de todo Sgo. del Estero, arrodillados al feudo, omiten como cómplices, el debate solidario, necesario sobre la problemática de los trabajadores, en especial de los maestros, de modo de establecer el silencio de los que deberíamos llamar ciudadanos, que por su nulo interés en conocer el estado de las cosas, se transforman en cómplices necesarios. El morbo los hace por un instante, solidarios de ocasión, mañana las noticias le harán llorar por otras tragedias, como el cocodrilo, después de comer a su victima.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *